BUF

Después de 16 meses viviendo sola en casa y teletrabajando; el año pasado bajé a Madrid para ver a mi madre enferma de cáncer metastásico y con la espalda rota. Seguí teletrabajando, pero volví a bajar en noviembre y comprobé que de la espalda iba mejorando. Volví a bajar en febrero para verla cumplir 76, y volví a bajar el pasado mes de julio para pasar tres olas de calor en compañía de mi madre bastante mejorada en salud, aunque; eso sí, aun con un cáncer metastásico y dopada hasta las cejas de morfina. En ésta última visita mis padres me pegaron el COVID que tanto había intentado evitar. Eso sí, agradezco que me lo pegaran después de tres vacunas porque con lo mal que lo pasé estoy convencida de si me hubiera tocado antes de vacunarme yo había muerto antes de mi madre. Pasar el COVID en Madrid supongo que ha sido la mejor forma de pasarlo; ya que cada ocho horas mi padre entraba para ver si seguía con vida y comprobar mi saturación de oxígeno. Gracias a los antihistamínicos, dos inhaladores, gotas y esteroides; seguí respirando durante los cuatro días que me duró la fiebre de 39ºC. Me alegré de estar en Madrid y poder reponer fuerzas a base de horchatas y flanes; que en otras partes no existen. Claro, gracias al COVID y las fechas; no pude ver a casi nadie aparte de mis padres sedentarios. A pesar de eso simplemente poder pasear por el río a diario fue un gran alivio; aunque significara sudar y sufrir bajadas de tensión por los grados de temperatura. Los perros vieron necesario bañarse en cada fuente o beber del mismo río en cada oportunidad que se presentara y la gente les admiró y los elogió por ser tán buenísimos (algo diametralmente opuesta a la actitud de los holandeses que a diario me gruñen que mis perros no deben socializarse con los suyos). Y ahora de vuelta en los países bajos me encuentro con un jardín salvaje en el que todo ha crecido de una manera tan exagerada en unas semanas de sequía que asusta pensar en lo que podría llegar a pasar si me ausentara más tiempo. y bueno, no tenía pensado escribir nada especial sino simplemente dejar algo aquí como muestra de mi existencia continuada a pesar de las ausencias largas. un abrazo a cualquier persona que se interese en leer esto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.