La Soledad

La soledad es querer comentar algo con alguien que pueda entender lo que expresas, y de manera simultánea recordar que no hay semejante persona en tu vida con quién hablar.

Por por haber vivido una vida algo fuera de lo común; por mucho que busque no encuentro con quién compartir experiencias más allá de las cosas pequeñas.  Por ejemplo: charlar sobre una serie o película que guste, un lugar donde comprar algo específico, las reacciones a una cultura igualmente ajena para ambos interlocutores.  Es algo así como vivir perpetuamente en una sala de espera obligada a hacer ruido sin sentido con gente que no volverás a ver nunca para evitar que te designen antipática.

Y hasta eso puede costar tanto esfuerzo que no merezca la pena si no compartes idioma.  He vivido décadas trabajando con gente que no habla con fluidez ninguna de las lenguas que yo domino como nativa.  Puedo asegurar que hasta una necedad aparentemente insignificante puede volverse una experiencia frustrante y triste.  Imagínate intentar describir el mejor filete miñón con tinto que comiste jamás a un vegano abstemio de alcohol y quizás vislumbrarás algo de la sensación diaria de ser el último sobreviviente de tu especie.  Tarde o (normalmente MUY) temprano una se da cuenta de que; aunque la otra persona escucha, no comprende. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.